Tu gato desciende del gato salvaje africano

«El ser humano es civilizado en la medida en que comprende a un gato», afirma una cita atribuida habitualmente al escritor irlandés George Bernard Shaw, la primera persona que ganó un premio Nobel y un Oscar. La frase es presumiblemente apócrifa, pero sirve para resumir la historia común de humanos y felinos, detallada hoy por un equipo internacional de científicos.

Los investigadores han analizado el ADN de los restos de unos 200 gatos, tomados de momias egipcias, yacimientos vikingos y cuevas de la Edad de Piedra, entre otros lugares variopintos. Los indicios sugieren que todos los mininos domésticos actuales descienden del gato salvaje africano, una subespecie del gato montés euroasiático. “Hemos detectado dos centros de domesticación independientes: uno en Próximo Oriente hace unos 10.000 años y otro posterior en Egipto”, explica Arturo Morales, un biólogo de la Universidad Autónoma de Madrid implicado en la investigación.

El pelaje a manchas no se hizo habitual en los gatos domésticos hasta la Edad Media

Los científicos han dibujado la biografía del gato más exhaustiva hasta la fecha. Su amistad con los humanos habría surgido hace 10 milenios, cuando los gatos salvajes africanos se acercaron a los primeros asentamientos agrícolas, probablemente atraídos por los roedores que infestaban las cosechas. La convivencia durante el Neolítico en el Próximo Oriente habría dado lugar a una selección de los gatos más sociables, que acabaron saliendo de la península de Anatolia en un primer linaje que conquistó la actual Bulgaria hace más de 6.400 años.

Un segundo linaje posterior dominó el Antiguo Egipto, según muestra el análisis de ADN de las momias felinas egipcias. Los investigadores —dirigidos por los genetistas Eva-Maria Geigl y Thierry Grange, del CNRS francés— creen que estos gatos conquistaron el Mediterráneo hace unos 3.000 años a lomos de los barcos mercantes, en los que eran introducidos para acabar con ratas y ratones. El estudio constata la presencia de estos gatos de origen egipcio en el puerto vikingo de Ralswiek, en la actual costa alemana, en el siglo VII. También aparecen en el puerto persa de Siraf, en lo que hoy es Irán, en el siglo VIII.

El ADN analizado confirma lo que ya sugerían las pinturas del Antiguo Egipto: por entonces predominaban los gatos atigrados listados, con bandas en su pelaje, como sus hermanos salvajes. El patrón a manchas en los felinos domésticos no se hizo habitual hasta la Edad Media, tras aparecer en el siglo XIV en Turquía occidental.

En el estudio, publicado hoy en la revista especializada Nature Ecology & Evolution, también ha participado la paleontóloga española Laura Llorente, de la Universidad de York (Reino Unido). Llorente y Morales han aportado el análisis de restos de gatos prehistóricos hallados en Tabernas (Almería) y Cova Fosca (Ares del Maestrat, Castellón).

Lolo_01

Hace 10 años, un estudio pionero en el que participó el biólogo Miguel Delibes de Castro ya conectó el origen del gato doméstico con la revolución agrícola en Próximo Oriente. A juicio de Llorente, la fortaleza del nuevo trabajo deriva de los restos analizados, que cubren un periodo desde el siglo XIX hasta hace unos 9.000 años. «La información que proporcionan estas muestras es muy potente y más detallada que la que hasta ahora habían proporcionado estudios anteriores que habían utilizado muestras actuales o, en caso de ser de museos, muy recientes», opina la paleontóloga.

 

Fuente: El Pais, Manuel Ansede

Gatos y sus Curiosidades: Ronroneo

Muchas personas encuentran agradable e incluso relajante tener un gato en el regazo, acariciarle y sentir su suave ronroneo. Incluso aquellos que prefieren no tenerlos en casa como mascotas pueden buscar esa experiencia de vez en cuando.

En Japón son muy populares los «Neko Café», cafeterías en las que viven mininos que interactúan con los clientes; y locales similares han ido apareciendo en distintas partes del mundo, incluso en Madrid. El ronroneo gatuno tiene algo de hechizante, pero… ¿cómo y por qué lo hacen?

El blog Grunge trata de ofrecer algunas respuestas para un asunto mucho más enigmático de lo que probablemente imagines. Son escasas las certezas que se conocen. Se sabe, por ejemplo, que el sonido se origina en los músculos de diafragma y laringe. Y por supuesto, también está fuera de duda que los gatos ronronean principalmente cuando se sienten bien: al recibir caricias, al relajarse, al estar en compañía de personas que les resultan familiares… Sin embargo, no sólo lo emiten en instantes de felicidad.

Un gato también puede ronronear en un momento de estrés, de enfado o incluso de enfermedad. Esta última circunstancia sostiene una de las teorías más interesantes sobre la cuestión: se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que sea una estrategia curativa y de bienestar. Las ondas sonoras del ronroneo tienen frecuencias de entre 25 y 150 herzios. Esos niveles, según se ha estudiado en otras áreas no relacionadas con los gatos, pueden impulsar procesos como el aumento de la densidad ósea o la cicatrización.

El amplio abanico de situaciones en que estos felinos pueden lanzar su característico susurro dificulta extraer conclusiones sólidas sobre su función. Algunas investigaciones han explorado el terreno de la comunicación, llegando a establecer paralelismos con otro sonido inconfundible, el llanto de un bebé. Se ha podido demostrar que personas que tenían gatos por mascotas eran capaces de diferenciar, entre varios ronroneos, aquellos que podían significar que el animal estaba pidiendo algo con insistencia.

Primos lejanos de los gatos, como el serval o el guepardo, también pueden ronronear. En 2013 se descubrió un «edén» oculto en el Amazonas, con 400 nuevas especies entre las que había un mono que ronroneaba. Aunque no sea un rasgo exclusivo, está claro que los mininos son animales distintos y peculiares. En esta sección ya te mostramos siete extrañas razas de gato que no sabías que existían; y te contamos la historia de la conmovedora relación de un soldado con un gato en plena guerra de Corea.

Fuentes:
http://www.abc.es
http://www.grunge.com/30608/cats-purr-10-feline-facts/