Gatos y sus Curiosidades: Ronroneo

Muchas personas encuentran agradable e incluso relajante tener un gato en el regazo, acariciarle y sentir su suave ronroneo. Incluso aquellos que prefieren no tenerlos en casa como mascotas pueden buscar esa experiencia de vez en cuando.

En Japón son muy populares los «Neko Café», cafeterías en las que viven mininos que interactúan con los clientes; y locales similares han ido apareciendo en distintas partes del mundo, incluso en Madrid. El ronroneo gatuno tiene algo de hechizante, pero… ¿cómo y por qué lo hacen?

El blog Grunge trata de ofrecer algunas respuestas para un asunto mucho más enigmático de lo que probablemente imagines. Son escasas las certezas que se conocen. Se sabe, por ejemplo, que el sonido se origina en los músculos de diafragma y laringe. Y por supuesto, también está fuera de duda que los gatos ronronean principalmente cuando se sienten bien: al recibir caricias, al relajarse, al estar en compañía de personas que les resultan familiares… Sin embargo, no sólo lo emiten en instantes de felicidad.

Un gato también puede ronronear en un momento de estrés, de enfado o incluso de enfermedad. Esta última circunstancia sostiene una de las teorías más interesantes sobre la cuestión: se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que sea una estrategia curativa y de bienestar. Las ondas sonoras del ronroneo tienen frecuencias de entre 25 y 150 herzios. Esos niveles, según se ha estudiado en otras áreas no relacionadas con los gatos, pueden impulsar procesos como el aumento de la densidad ósea o la cicatrización.

El amplio abanico de situaciones en que estos felinos pueden lanzar su característico susurro dificulta extraer conclusiones sólidas sobre su función. Algunas investigaciones han explorado el terreno de la comunicación, llegando a establecer paralelismos con otro sonido inconfundible, el llanto de un bebé. Se ha podido demostrar que personas que tenían gatos por mascotas eran capaces de diferenciar, entre varios ronroneos, aquellos que podían significar que el animal estaba pidiendo algo con insistencia.

Primos lejanos de los gatos, como el serval o el guepardo, también pueden ronronear. En 2013 se descubrió un «edén» oculto en el Amazonas, con 400 nuevas especies entre las que había un mono que ronroneaba. Aunque no sea un rasgo exclusivo, está claro que los mininos son animales distintos y peculiares. En esta sección ya te mostramos siete extrañas razas de gato que no sabías que existían; y te contamos la historia de la conmovedora relación de un soldado con un gato en plena guerra de Corea.

Fuentes:
http://www.abc.es
http://www.grunge.com/30608/cats-purr-10-feline-facts/